La técnica de Nanofat es un novedoso procedimiento mínimamente invasivo para tratamiento de ojeras oscuras y rejuvenecimiento facial, de cuello y escote.

       Consiste en la obtención de una pequeña cantidad de grasa del propio paciente por lipoaspiración. El nanofat es esa grasa emulsionada y filtrada, con un gran contenido en células madre que se inyecta en la piel y nos va a permitir aclarar las ojeras y disminuir claramente el surco, a la vez que mejora la textura de la piel. Logramos un aspecto descansado y luminoso

       El procedimiento se realiza con anestesia local y no precisa reposo. A pesar de que suele haber algunas molestias en la zona de la extracción de grasa que suele ser el abdomen, las cartucheras o la parte interna de las rodillas.
Se aprecia pronto el efecto y va mejorando con el paso de los meses con una duración prolongada en el tiempo por el efecto de las células madre, además se puede combinar con otro tipo de tratamientos faciales